Pablo Ladrón De Guevara y sus Novelistas malos y buenos

Con Youtube hemos podido ver que existen reseñas casi sobre cualquier cosa que sea de consumo general, como lo son las series, películas, ropa, maquillaje, tutoriales, y por supuesto los libros.

Pero las reseñas de libros no son algo nuevo; lo que sí ha cambiado es la estrategia para expresar las opiniones sobre los textos, y dependiendo de quién realizase la reseña, ésta persona podía tener mucho o muy poco tacto.

En el segundo caso, sí que había alguien cuyas opiniones podían calar muy hondo en las personas, ya que a nadie le gusta que hablen mal de sus escritores favoritos. Se trata de Pablo Ladrón De Guevara y su famosa obra llamada “Novelistas malos y buenos”.

Este célebre personaje es un sacerdote jesuita proveniente de Álava, España, el cual fue uno de los críticos literarios más fervientes que se hayan formado con propósitos morales.

Recorrió toda Latinoamérica en pos de su formación religiosa, así como de la obra encomendada por el Señor Jesucristo, de manera que buscó redargüir a aquellos que pretendiesen educarse bajo principios de iniquidad a través de los libros.

Novelistas Malos y Buenos

Una de las formas en las que Pablo Ladrón De Guevara decidió materializar esta crítica literaria, fue a través de un libro con el que se hizo un puesto en materia de crítica moral y religiosa. Pero antes hablemos de sus influencias.

No es el primer autor que se especializa en este tipo de reseñas, ya que Ladrón De Guevara habría utilizado de inspiración a  Amado de Cristo Burguera y Serrano, y sus Lecturas morales y lecturas útiles.

También estaría patrocinado por el Vaticano a través de su Index Librorum Prohibitorum (índice de libros prohibidos). Estos antecedentes sirvieron como fundamento al libro “Novelistas Malos y Buenos”, el cual fue escrito en Colombia y publicado en el año 1910.

“Novelistas Malos y Buenos” congrega toda clase de autores, incluyendo aquellos que consideramos hoy por hoy unas eminencias, pero que bajo el lente moral son tachados de paganos e inmorales.

Podemos encontrar novelistas de prácticamente cualquier nacionalidad en su libro de reseñas entre los que mencionamos a Robert Louis Stevenson, Edgar Allan Poe, Julio Verne entre muchos otros. Si sirve de consuelo, es benevolente con los autores mencionados.

Sin embargo hay otros que ataca sin compasión, e incluso menciona a lo largo de todo el texto al novelista colombiano José María Vargas Vila y al español Pio Baroja, a los que tilda de inmorales, impíos y deshonestos.

Singularidades de la obra de Ladrón de Guevara

Una de las cosas que argumenta el autor, es que el calificativo de “malos” lo antepone al de “buenos” en “Novelistas malos y buenos”, porque es mayor la cantidad novelistas malos que existen respecto a los buenos.

Emite con total desparpajo sus juicios morales como si de regaños se tratasen, ya que aparentemente es una manera implacable de hacer valer su criterio. No hay medias tintas en “Novelistas malos y buenos”, y eso lo pueden amar algunos, pero detestar otras personas.

Este libro es toda una reliquia, y si tienes la oportunidad de tener en tu poder este libro, no dudes en contactar a un cerrajero para que instale una caja fuerte, y mantenga salvo la obra de adeptos y/o detractores.