ECOLOGÍA SOCIAL UNA VISIÓN INTEGRADORA

Las condiciones que hicieron posible la presencia de la vida en el planeta fueron, entre otras, a) descenso de la temperatura, b) presencia del agua y elementos nutritivos y c) modificación de la atmósfera reductora a atmósfera oxidativa (presencia de oxígeno).  Esto es una prueba fehaciente de la importancia que para la vida reviste en las condiciones del ambiente, las interrelaciones humanos-ambientales tienen una larga historia, donde los humanos debían comprender el espacio que los rodeaba. Esto trajo consigo el establecimiento de una cultura humana, que en nuestra especie se expresan relaciones de depredación y cooperación análogas en las observadas en otros animales.

                Entre lo biológico y lo cultural han surgido significados simbólicos que los humanos otorgan a los diferentes elementos del ambiente que los rodea; en cómo aprovechar los recursos que el ambiente brinda y cómo mantener una vida de relaciones, por ello la cultura es el gran tesoro y aunque en ella puedan estar las raíces de nuestros males, también se encontraran las semillas del camino correcto a seguir.

En nuestros días, nuestra cultura propicia una dominación de la naturaleza, Creemos entonces que la degradación del planeta no nos puede alcanzar por que disponemos de una ciencia y tecnología que nos puede solucionar los problemas ambientales que generamos.

SURGIMIENTO DE LA ECOLOGÍA SOCIAL

La ecología social surge  como una ecología distinta a la ecología animal o vegetal, los objetivos de estudio de estas últimas serán las relaciones de los animales y vegetales con sus ambientes. considera a las comunidades de varias especies en su relación consigo misma con otras especies y con el entorno inanimado distinguiéndose de las otras ecologías porque su objetivo se orienta hacia la conducta del ser humano y las relaciones que éstos establecen consigo mismo y con el ambiente.

PRINCIPIOS DE LA ECOLOGÍA SOACIAL

Principios éticos.

Se reconocen valores intrínsecos en los seres vivos y en los no vivos. Se debe respetar las formas en las que cualquier persona conoce y siente el ambiente con el que se interacciona. Los resultados de la investigación son éticamente neutros, pero no sus puntos de partida.

Principios sobre la aplicación del conocimiento.

La tecnología debe ser a escala humana, promoviendo su desarrollo y acorde con la dimensión y objetivo del problema que se enfrenta. Debe ser además social ecológicamente sustentable y equitativa, reconociendo valores en el entorno.

Principios Metodológicos.

Los sistemas ambientales no pueden estudiarse aisladamente de los sistemas humanos. No existe una práctica social que sea diferente a una práctica ambiental, el trabajo ambiental es a su vez un trabajo social.

Se debe recuperar las dinámicas de los procesos, lo que exige poner énfasis en las historias tanto de lo seres humanos como las de los ambientes. En tanto cualquier persona o grupo alcanza interacciones particulares con su ambiente, el estudio de esas relaciones necesariamente debe hacerse con la participación de las personas involucradas.

“En todo problema ambiental hay un proceso social, para resolver problemas ambientales hay que reconocer  problemas sociales”