Archivo Mensual: agosto 2018

¿Estoy preparado para ir a la universidad?

Los jóvenes que asumen el compromiso de tomar una carrera universitaria aun siendo adolescente, posiblemente estén motivados por sus padres o representantes más que cualquier otra razón. Los jóvenes no pueden ver que tan importante es entrar a una universidad y mucho menos culminar una carrera para su futuro.

Muchas veces ni siquiera entiende que esto no depende de sus padres sino de una forma de vida que adoptaran por el resto de sus vidas. El abandono de estudios superiores depende de varios factores en los que prevalece una mala elección del área de estudio, situación económica, mala preparación de la educación media y motivación al estudio, pero ninguna es excusa para desistir.

Hay muchas etapas que deben superar los jóvenes a parte de su  propia adolescencia, como la autoestima, además de las deficiencias del bachillerato y la sobreprotección de los padres. Algunos les bastaba con contratar cerrajeros profesionales para reforzar su vivienda y los ladrones no les hicieran daño a sus hijos. Ahora sus pequeños deben asumir su propia seguridad y no bastara con la mejor de la cerrajería.

Asume tus Debilidades

Algo que es altamente posible, es que te hayas graduado con deficiencias académicas. Pero esto no es el fin del mundo, es más común de lo que se cree. Esta situación se prevé en algunas universidades sometiendo a los alumnos de nuevo ingreso a un curso para nivelar sus competencias académicas.

Si no fuese así, es necesario que tomes cursos de nivelación antes de comenzar si quieres entrar con un buen píe y marcar el camino del éxito. Cuanto estas adentro y vez lo que no dominas te lamentaras de todas esas clases a la que no prestaste debida atención. Así que lo mejor aunque sea muy aburrido es que te prepares antes de comenzar, porque el tiempo no lo puedes retroceder.

Descubre tus Fortalezas

Puede que el nivel de tu autoestima no esté tan alto como para detectar cuáles son tus talentos y valorarlos para tus próximos éxitos. Todos tenemos talentos, la cuestión es que es más fácil decir que “no sirvo para esto” que manejarlas. Muchas personas prefieren no arriesgarse para no fracasar. Pero es peor no intentarlas, eso si es un fracaso.

En la vida de estudiante no vale quedarse callado o con la duda, para ello han asumido una carrera universitaria, para aprender a aprehender no para estar como rocas postrados en el camino. Si te equivocas será una enseñanza.

¿Qué es el éxito?

Todos tenemos una forma distinta de ver el éxito. En la universidad vale la pena desprenderse de los miedos que les impide obtener el comportamiento, hacer buenos equipos de trabajos pero alejarse de aquellos que te distraen de tus objetivos. Aunque parezcan que 5 años o más es mucho tiempo, suelen transcurrir muy rápido y no vuelven para realizar lo que dejaste de hacer en ese tiempo.

Aprende a organizar tu tiempo, reunirte con personas con objetivos similares a los tuyos, asumir la responsabilidad de tus acciones, disfrutar cada día e intentar no frustrarte y abandonar. Cuando te percates habrás culminado y los retos serán otros.