Archivo Mensual: noviembre 2016

Libérate de Prejuicios para ir a la universidad

Sería perfecto saber cómo hacer las cosas bien, aprovechar el tiempo y no que luego pasen los años y darte cuenta que hubieses aprovechado mejor las oportunidades. Bueno, el tiempo no retrocede y cada cosa que te sucedió o que lo hiciste, te hacen ser la persona que eres ahora.

Lamentablemente muchos de nosotros estamos llenos de prejuicios que nos hacen tomar las decisiones equivocadas, chocar contra esa piedra una y otra vez. Estas líneas están dedicadas para esos jóvenes que emprender una nueva etapa en sus vidas, que sin duda no tomaran los consejos de nade más, por el mismo espíritu rebelde, pero que serían de positivos. Antes con ser un buen artesano eras un buen cerrajero (visita este enlace), pero ahora el oficio de un cerrajero se estudia en la universidad, mas en este articulo sobre cerrajeria.

Una nueva etapa y mi primera recomendación es que abras tu mente, es justa aquí donde los conocimientos van a entrar a tu mente, aquí se descubre tus verdaderas habilidades y tus capacidades. Los conocimientos de la educación anterior te dan una idea, pero hay gente que se descubre en el mundo universitario, es el momento de liberarte de los prejuicios para que sepas que eres capaz realmente.

  1. Prejuicio 1, “Es que no se me dan las matemática”, o “… el dibujo”, o “… los idioma”: Señoritos todos, es ahora el momento de comenzar, lo que haya empezado anteriormente quedo en el pasado. Puedes ser bueno en lo que quieras hacer, las matemáticas son una de las habilidades que puedes adquirir y terminar por ser divertidas cuando descubres que nos son el monstruo que siempre creíste.

¡NO TE LIMITES! Tienes que estar consciente que puedes hacer todo lo que tienes lo realmente desees hacer, eres joven y capaz; No veas a los lados, como les sirve a los demás no te funciona de igual manera a ti; mírate a ti mismo, no te desgastes queriendo hacer lo que otros, tu puedes encontrar tus propias maneras de hacer las cosas.

  1. Prejuicio 2, “Profe no pude terminar porque…”: Para los que no se han dado cuenta, ahora tu vida está en tus manos, ya no depende tanto de lo que te digan tus padres y mucho menos de tu maestro de la escuela, recuerda que los estudios universitarios son una herramienta para que el resto de tu vida, tú decides si tomarla o no. Tú debes ser tu propio jefe, imponerte tus propios compromisos si quieres terminar con éxitos tus estudios.

¡MIENTRAS QUE TU EXCUSAS, LOS DEMAS GANAN TERRENO! Si quieres estar entre los primeros de la clase y acostumbrarte hacer las primeras opciones para todo, comienza por destacarte, llenarte de excusas no es el camino para lograrlo, debes intentar obtener la mayor parte de los conocimientos, cubrir tus asignaciones y dejar tiempo para lo que salga intempestivamente.

  1. Prejuicio 3, “Encontré al amor de mi vida”: Como es lógico, es posible que con tantas opciones, cuerpos atléticos, caras bellas, galanes y chicas exuberantes te puedas confundir. Recuerda que no has ido a la universidad a conseguir pareja, sino para lograr un título profesional, las relaciones serias generalmente no existen en estos ambientes, muchos quieren vivir la aventura. Si se generara alguna relación seria, no es el momento de que adquieras un compromiso amoroso con nadie, que puedes ofrecerle a tu pareja o de cuantas cosas te vas a limitar para cumplir.

Prepárate para Estudiar en el exterior: 7 consejos

Para esos jóvenes que han culminado sus estudios básicos, pero han decido tomara una profesión, estudiar en la universidad. Quizás entren miles de dudas, ¿qué debo estudiar?, ¿cuáles son mis habilidades? y si ¿me voy al exterior? Las razones pueden ser muy variadas para decidir salir de tu país y emprender una nueva etapa, seas cuales sean, cumplir esta meta no es imposible, aunque sean más difíciles no son imposible.

Como padres, lo primero que me viene a la mente como se van a estar bien alimentados y la seguridad dentro de la residencia y en la calle. La seguridad en cada país es muy distinta, quizás para nosotros tener un cerrajero confiable es primordial (mas en este enlace), pero en otros países ni siquiera le pasan llave a la puerta principal, no es que no necesiten de los servicios de un cerrajero, pero las cosas se manejan de manera distinta, los peligros se distribuyen en otros sectores. puedes ampliar la informacion en esta web de cerrajeros.

Lo más importante es que pongas a preparar todo de inmediato, dentro de lo más importante que se debe tener en consideración es:

  1. ¿Qué carrera voy a estudiar?: es propicio preguntarte si es necesario irte al exterior o quedarte en tu país, si estas decidido es obvio que lo que vas a estudiar también este decidido, para que puedas analizar cuáles son las universidades que más te conviene según la carrera que escogiste.
  2. ¿Cuáles son las universidades en país?: Deberás evaluar cuál es la universidad que más te conviene por ubicación, pero también evaluar cuanto te costara y cuáles son los requisitos para ingresar en dicha institución, no solo es querer, sino también poder, que tan estrictos sean para admitir a extranjeros en sus institución.
  3. ¿Cuáles son los trámites? ¿Qué documentos necesito?: la documentación es vital para cubrir con el objetivo que te trazaste. No solo los trámites para salir de tu país, sino toda la documentación necesaria que necesitaras allá, tener todo en regla es lo más recomendación, no dejes nada a medias, habla con personas que hayan estado estudiando afuera para que te transmitan sus experiencias.
  4. ¿Dónde voy a vivir? ¿hay residencias estudiantiles?: Las universidades en el exterior generalmente disponen de residencias estudiantiles extranjeros, por los primeros años de estudios además de un plan de alimentación, esto es fundamental para que puedas soportar los días fuera de tu casa.
  5. ¿Cuánto me va a costar?; hay que sacar muy bien las cuentas, no sea que debas regresarte por falta de recursos, cuanto te cuesta todo es algo muy importante, no te dejes llevar por la adrenalina y haz un buen análisis de lo que te cuesta ir allá.
  6. ¿Cómo me voy a mantener? ¿Mis padres? ¿becas? ¿trabajo de medio tiempo?: Es lógico que comiences con la ayuda de tus padres pero eso no te dará la estabilidad que necesitas y mucho menos la independencia a menos que sean muy adinerados y no debas preocuparte, pero si no es tu caso, hay posibilidades de optes por becas o que logres conseguir un trabajo en las horas libres para cubrir tus gastos.
  7. ¿Cómo se hacen las cosas allá? ¿Qué idioma se habla? ¿Qué se come? ¿Cuáles son sus costumbres?: que te acostumbres o no a vivir fuera dependerá de tu capacidad de adaptación, para algunos es más sencillos que otros, libérate de prejuicios y disfruta de tu nueva vida.

¿Es importante pasar por la universidad?

profesionalesEn la actualidad la forma de conseguir trabajo ha cambiado, y no se trata de que no se necesites personal capacitado, sino más bien que los jóvenes no están muy interesados en los modelos de empleo del pasado. Esa idea de tener que estar en una oficina por 10 horas no le cae bien a nadie y como ya no se necesita tanta formalidad, cualquier persona puede trabajar desde casa y con los conocimientos que tenga a la mano.

Sí, es poco probable que desde casa vaya a controlar un reactor nuclear, pero si es sobre que te dediques a otros oficios que has ido desarrollado desde la experiencia propia, y sin pasar por la educación formal.

La verdad es que no necesariamente debes pasar por una universidad para tener un trabajo y ganar dieron, pero si debe existir la intención de aprender el oficio que estás desarrollado.

Nuevamente te digo, como ha cambiado la dinámica de empleo, los empleadores ya no se fijan en los títulos académicos sino en las pruebas del trabajo que le puedas dar. Por ejemplo, si eres diseñador, no te van a pedir el título de la universidad sino una muestra de trabajo y si eres bueno entonces te van a contratar.

Yo diría que se está imponiendo el talento nato que hay en cada uno de nosotros más que en los títulos que podamos tener y es que existe una realidad que no se puede negar; muchas veces nos graduamos de una universidad por compromiso más que por convicción.