Archivo Mensual: junio 2016

Eligiendo profesión: no me gusta lo que he escogido

profesionalesEscoger una profesión es algo complejo, es por eso que muchos dicen que la profesión te escoge y no al revés. Sin embargo somos seres que tratamos, en lo posible, de tener la situación en nuestras manos y es por eso que decidimos cual profesión será a la que le dedicaremos nuestro tiempo y esfuerzo.

Las decisiones suelen ser muy racionales, es decir, decidimos en base a lo que podemos ganar y a la estabilidad que nos da dicha profesión; no es extraño que muchos se destilen, o bien por carreras universitarias muy tradicionales como la medicina, derecho, o ingeniería, o por carreras que están perfilándose como las carreras del futuro, como la informática y la robótica.

En alguna parte del camino nos vamos dando cuenta si la decisión que hemos tomado es buena, o por el contrario no es la más acertada, pero incluso en ese momento existen personas que toman correctivos más rápidamente que otras. Algunos estamos renuentes a aceptar que nos hemos equivocado.

Por ejemplo, está la persona que no termina de cursar la primera mitad de una carrera y se da cuenta que no es lo suyo y abandona; otras prefieren darle una oportunidad, se gradúan y luego deciden que no es lo suyo. Muchas veces lo que ocurre es que la vida misma va ofreciendo oportunidades que nos van desviando de los planes originales.

Para muchos, la primera decisión es más acertada que la segunda- la de abandonar-, pues no se pierde el tiempo y el dinero en algo que no va a dar ningún fruto a futuro. Si estudias medicina y desde temprano te das cuenta que lo tuyo es la seguridad y quieres dedicarte al oficio de los cerrajeros BCN entonces no te queda más que cambiarte; más que todo porque una formación no te ayuda en nada con respecto a la otra- al menos que puedas incluir la medicina en la cerrajería.

Ahora bien, yo no pienso igual que todo el mundo y siempre he dicho que el conocimiento no pesa; quizá la carrera que estás estudiando no sea lo que más te gusta, pero te parece interesante y le puedes sacar provecho. Más que nada se trata de no tirar por la borda una educación que ha costado dinero y tiempo.

Lo que no me termina de convencer con el cambio repentino de carrera y de profesión es que se corre el riesgo de estar saltando de un lado para el otro sin saber en realidad que es lo se quiere- más de uno lo hace y ha perdido su tiempo- creo que dar una oportunidad es mejor que desertar a medio camino; sobre todo aceptando de que muchos de nosotros no sabemos en realidad lo que queremos.

¿Quién pierde más? A estas alturas es una cuestión de sopesar cuanto se pierde, pues si te pones a analizar, perder la mitad de la inversión puede ser peor que  continuar uno pocos años más hasta sacar la carrera, luego de eso sí que puedes abrirte camino en otras áreas.

Sin dudas, la decisión y el análisis debe venir desde más atrás aun, pues si uno tiene claro lo que quiere hacer y no se deja influenciar por la conveniencia, es probable que erremos menos y que seamos más felices, o que estemos más plenos con los trabajamos que desempeñamos. Eso en el caso de que en verdad internalicemos la importancia de saber que queremos hacer el resto de nuestras vidas y somos valientes en alcanzar nuestras metas originales.

Quizá tú desde siempre te sentiste interesado por la seguridad y te planteaste ser cerrajero, quizá estudiaste medicina porque creíste que era la mejor decisión, pero recuerda que la mejor decisión no es la que aparentemente te deja más dinero, sino la que te permite crecer como persona.

Créeme cuando te digo que un cerrajero con vocación y pasión por su trabajo es más exitoso que el médico que estudió solo porque creyó que la estabilidad de esa profesión era mejor que cualquier otra.

Entonces, escoger una profesión no es fácil, y mucho menos saber que no es lo que nos gusta y aceptar que nos hemos equivocado, pero eso no debe ser motivo para que nos sintamos mal, más bien debemos ser inteligentes y ver cómo le damos vuelta a nuestras decisiones para tratar de sacar lo mejor de cada una.

como contenido adicional quiero dejarte este vídeo de las carreras mejores paga para el futuro, quizá puedas compaginar tus metas con algún oficio que deje buen dinero.

Las Profesiones Universitarias no Siempre son la Clave

profesionaes y profesionales

Si bien existen múltiples maneras de adquirir el conocimiento, mientas más especializado sea éste, más útil nos puede seer. Por allí alguna vez alguien dijo que tanto sabes, tanto ganas, pero la verdad es que existen más elementos en esa ecuación.

El conocimiento nos no hace ganar nada si no sabemos como ponerlo en practica, y eso nos hace suponer que con estudiar no nos basta para ser exitoso.

Todo lo que se mercadea, en esencia es conocimiento, la gente es pagada por la ayuda que pueda prestarle a alguna otra persona, de allí es donde nace la oferta y la demanda. Por ejemplo, se contratan cerrajeros todos los días porque estos saben, mucho mejor que nosotros, como montar cerraduras de manera exitosa; lo mismo pasa con los médicos, ingenieros y demás.

No debemos subestimar el conocimiento pues el conocimiento es poder, quizá usted debería pensarlo dos veces antes de valorar la profesión de otra persona. Incluso la labor más sencilla de todas juega un papel crucial en el mundo en el que vivimos, ademas está el hecho de que todos no podemos ser lo mismo ya que cada uno es diferente y como pasa en España con fontaneros de cualquier lugar, pediatras de Madrid y cerrajeros en Gracia, cada uno tiene su propia especialidad.

Mira este video  (no tiene muy buena calidad pero merece la pena)

El valor del conocimiento de un panadero es tan valioso como el de un contador o un empresario pues se supone que con ese conocimiento se van a satisfacer las necesidades del ser humano. Sin el pan del panadero no tendríamos alimentos y son el conocimiento de un contador nuestra empresa no sería exitosa.

Con el avance de la sociedad se hace más importante que tengamos conocimientos especifico de una materia, eso es lo que nos lleva al desarrollo profesional, aunque eso no se debe entender como que, porque hemos estudiado algo, no podamos saber alguna otra cosa, más bien se trata de destacar en lo que realmente somos buenos.

Muchas veces, para que el conocimiento nos deje alguna ganancia, debemos hacer un estudio honesto de nuestras capacidades y aptitudes, eso es lo que nos puede decir si las decisiones que estamos timando son las correctas, o si por el contrario debemos cambiar el rumbo.

Si nos detenemos a pensar, ya no se trata de que seamos o no expertos en algo, sino que ese algo ademas debe ser algo que nos apasione y que tenga utilidad entre los ciudadanos que vivimos en el mundo y está de más decir, que cualquier conocimiento, bien aplicado, deja como resultado alguna ganancia.

No imposta si eres un artista o si haz decidido trabajar como reportero, lo importante es que lo que hayas elegido te lleve a un estado de triunfo, que no solo se refleja en el dinero si no en tu sensación de satisfacción.

Resumiendo, podemos decir que si, uno estudia a manera de negocios cuando aplica lo aprendido, pero no se trata solamente de estudiar y de ganar dinero. Sino que realmente seamos buenos en lo que hacemos y que podamos satisfacer las necesidades de las personas que nos necesitan. El trabajo apasionado es lo que nos hace verdaderamente éxitos, pues es la pasión mismas la que nos hace indagar más aya de lo conocido y de lo simple.